El “costo Córdoba”, competitividad y municipios

En una entrevista realizada al Lic. José María Rodríguez, economista de nuestro Equipo Multidisciplinario, para el libro “Innovación y Desarrollo. Lineamientos Estratégicos para pensar la Gestión Municipal” que está preparando el Ing. Francisco Delgadino, se analizaron los distintos factores que conforman una de las problemáticas que atraviesan los municipios en la actualidad, el denominado “Costo Córdoba”. Aquí un extracto de los ejes más importantes de la charla.

 

Al preguntarle sobre la diferencia de los subsidios en los servicios públicos entre las provincias de Buenos Aires y Córdoba, el LicenciadoRodriguez se refirió a lo siguiente:

 

“Es una discusión histórica que se remonta al viejo dilema Buenos Aires – Interior y un problema de decisión política en el sentido de que los gobiernos nacionales han decidido históricamente subsidiar a Buenos Aires. Y cuando se decide subsidiar la cuestión es quién paga, siendo Córdoba unpagador natural por sus excedentes de origen agropecuario, pero sin ningún tipo de contraprestación –como podrían ser las regalías de las provincias petroleras- por nuestra contribución adicional al sistema coparticipativo.

Entonces, mientras en Buenos Aires se subsidia el transporte y la electricidad, en Córdoba los costos son asumidos por el consumidor, mientras que allá se financian vía un sistema de pozo común, donde todos sacan y no necesariamente todos ponen lo mismo.”

 

En relación a los costos, se le preguntó ¿Por qué existe una gran diferencia entre ambas provincias? “Córdoba tiene una particularidad que está dada por la gran cantidad de municipios y comunas que posee (427), lo que impide aprovechar las economías de escala, y hace que proveer de servicios básicos a una localidad sea mucho más costoso que una gran urbe, ya que si bien ésta demanda mucha más infraestructura, puede diluir más los costos en la población. Y otra cuestión está relacionada con las migraciones naturales que expulsan población hacia las grandes ciudades, que en el caso argentino produjo un desequilibrio socio-poblacional como consecuencia de las políticas macro que han castigado al interior agropecuario en favor de Buenos Aires y Gran Buenos Aires.”

 

Reflexionando sobre la situación futura de la sociedad, Rodríguez destaco que “Estamos viviendo un cambio tecnológico global que está transformando los paradigmas productivos y de comercialización. Lo que unido al desarrollo de las sociedades produce una demanda cada vez menor de bienes y cada vez mayor de servicios. Y esos cambios inciden en la fuerza laboral: dentro de los próximos 5 años, 1/3 de las actividades que existen hoy no van a existir, y eso plantea un desafío enorme en todo el ámbito político y sobre todo en las localidades”.

 

Adentrándose un poco más en la competitividad que existe en los municipios, el Licenciadodescribió que “Hoy está cambiando el concepto industrial y comercial tradicional. Hoy los ejes básicos son la electricidad, la conectividad y las TIC’s, es decir,generar una gran conectividad para que esa sociedad ya no necesariamente sea una gran ciudad sino una ciudad online. Así como las empresas compiten entre sí, las localidades también compiten entre sí y en este nuevo orden necesitan saber en qué son buenas, qué es lo que saben producir, qué es lo que pueden ofrecer y eso es parte de una experimentación y de un descubrimiento propio”.

 

Rodríguez aseguró que “cuando hablamos de ‘Costo Córdoba’ hablamos de un proceso de reconvención donde el Estado tiene el rol de corregir, destrabar y reorientar, pero detrás de los avances. Es la localidad la que tiene el desafío de detectar en qué es buena, qué puede desarrollar, qué puede ofrecer, en qué se puede reconvertir, y a partir de ello, cuál es la estrategia de desarrollo que va a potenciar”.

 

Concluyendo, “Los municipios son los que deben crear un entorno, un contexto y un ámbito de competitividad. Y las políticas nacionales deben asegurar una macroeconomía estable basada en la competitividad cambiaria, el control inflacionario y el equilibrio fiscal. Hoy hablamos del ‘costo Córdoba’ no porque antes no existiera,sino porque las variables macro eran tan fluctuantes que las micro estaban escondidas: nadie se preocupaba por los procesos, por mejorar costos y productos. La principal víctima de una economía fluctuante es la productividad, cuando la economía se estabiliza, empiezan a aparecer estos problemas micro. Y ahí está el desafío más interesante que obliga, sobre todo a las municipalidades, a ver qué producir competitivamente”.